lunes, 28 de marzo de 2011

EXCEDENTES DE CARIÑO



EXCEDENTES DE CARIÑO


El chasquido de un beso
se pierde con eco en los rincones.
La estancia está vacía.

Soledad.

Unas manos huérfanas de otra piel
abrazan el aire con desesperanza.
La estancia está vacía.

Soledad.

Los montes de su geografía
parecen yermos es una espera que no cesa.
La estancia está vacía.

Soledad.

El invierno trajo la nieve
al cofre que guarda su memoria;
y nunca sus labios
hallaron otros labios,
y nunca sus brazos
hallaron otros brazos.
Se perdió su excedente de cariño.
Su vida está vacía.

Soledad.


Noe Domínguez - Diciembre 2010

La imagen está tomada de Internet; si tuviera derechos de reprodución, rogaría que me lo comunicasen para retirarla.

6 comentarios:

KENIT dijo...

Me encanta este poema, Noe.
Un beso.

Noe Dominguez dijo...

Gracias, Kenit; me alegra que te guste.
Un beso.unmide

KENIT dijo...

Lo he leido otra vez y me encanta más.
Un beso enorme

eva-escort madrid dijo...

Conozca la sensación de excedente de cariño, porque la siento a menudo, pero tengo a quien regalar, por fortuna para mi. Me encanta cuando beso a mis hijos y beso a mi amor, pero mi hijo pequeño tiene excedentes de amor mayores que los mios y me cubre a besarracos y babas por igual que me encantan.

Noe Dominguez dijo...

Gracias por tu comentario, Eva; es muy halagador que te lean y que se tomen el tiempo necesario para hacer un comentario. Gracis de nuevo.
Un saludo.

KENIT dijo...

No sé que haces que no escribes más.
Un abrazo. Siempre me gustó leerte.